Muchos de vosotros sabéis la importancia que tuvieron los jefes de Naukas a la hora de que yo tomara la decisión de dedicarme a esto de la comunicación de la ciencia. Como recordaréis, cuando estaba en el último año de Biología, me contactaron para invitarme a formar parte de su equipo de colaboradores. Yo en aquella época escribía en este blog sobre mi adicción, y en otro llamado Biología para mi abuelita lo hacía sobre lo que aprendía durante la carrera. Entonces descubrí que escribir sobre lo que iba aprendiendo hacía que profundizara mucho más en algunos conceptos, y eso, poco a poco, me ha ido permitiendo relacionar unas cosas con otras, comprender aspectos de la ciencia que no imaginaba que existieran e ir interesándome cada vez más en saber cómo funciona el mundo y cómo funcionamos nosotros, los seres humanos. Escribir, una vez más, me alejó de la angustia para acercarme a un mundo cuyo significado antes me hubiera parecido completamente indescifrable.

En mayo de este año, además, di mi primera charla en Vitoria. Fue una experiencia algo dura (nunca había hablado de mi experiencia con la droga ante tanto público) pero al mismo tiempo, muy enriquecedora. Por este motivo dije que sí a la charla que vengo a anunciar hoy al blog. Lleva por título Drogas y falsas promesas y en ella plantearé, entre otras cosas, algunos de los dilemas con los que nos vamos a encontrar al enfrentarnos al desarrollo de fármacos para tratar la adicción. ¿Son realmente efectivos? ¿Qué objetivos persiguen? ¿Me hubieran funcionado a mí tal y como ingresé en desintoxicación? Estas y otras preguntas son las que han articulado el guión de mi charla. Serán sólo diez minutos, pero espero que sean suficientes para daros una perspectiva algo distinta de la realidad a la que se van a enfrentar los adictos durante las próximas décadas.

Esta será una de las 50 charlas que podréis escuchar en las jornadas que organiza Naukas los días 16 y 17 de septiembre en Bilbao. Os recomiendo que diseccionéis con detalle el programa ya que no hay nada igual en este país, la primera vez que las vi yo, se me abrió un mundo nuevo, nunca me habían explicado conceptos científicos de una manera tan ágil, divertida y provocativa.

Los que no podáis acercaros a Bilbao, podréis seguirlo en directo por aquí.

**

Información de interés

  • La entrada es LIBRE y GRATUITA hasta completar el aforo (aproximadamente 500 plazas). Se aconseja llegar con antelación porque como se vio en anteriores ediciones, la sala se llena.

 

 

Anuncios