A mí el postureo en la red me va, no voy a negarlo. La soledad en la que vivo mientras trabajo me juega malas pasadas y acabo poniendo una de esas ridículas fotos «que dan un rollo intelectual que te cagas». Busco un poco de atención, no sé… un comentario, un RT, lo que sea que me saque de mi onanismo laboral. Y funciona. Probad a poner una foto vuestra con un libro de uno de esos escritores con –como dice mi amigo Jon– flow, un autor que sea algo conocido (poco) y que se le relacione con lo culto, lo raro, lo complejo y, sobre todo, lo requetecool. Veréis como los FAVs llegan a manadas y dejáis de sentiros una mierda durante un ratito.

Artículo completo en Naukas

Anuncios