Hace unos meses os adelantaba que en breve tendría noticias sobre el tema por el que la mayoría llegasteis a este blog: la adicción. Llevo ya mucho tiempo sin escribir sobre mi experiencia con la droga pero en ningún momento pensé en dejar del todo la aventura que ha supuesto contar mi historia con el objetivo de aportar a otros. Con lo que no contaba es con que ¡se me adelantaría mi madre! Resulta que, como la mayoría de nosotros, ella también descubrió que le llenaba mucho ayudar a otros familiares y parejas de adictos. Había recibido cientos de terapias, vivió momentos muy duros, tanto conmigo como con su pareja, descubrió muchas cosas de sí misma, tuvo que afrontar con valentía las actitudes que no le gustaban y que le llevaban a repetir patrones de conducta con nosotros. Hoy sigue trabajando en muchas facetas de sí misma, pero decide dar un paso más y ofrecer su experiencia a otros.

“¿Cómo puedo estar bien si él está mal?”

(Mujer de adicto)

Los familiares sufren mucho, si el paciente sufre, ellos sufren; si el paciente está bien, ellos también. La Fundación se propone ofrecer herramientas para cambiar esa dinámica. No lo hace sola, sino que le da la mano al Instituto Hipócrates, donde yo hice la recuperación y donde ella ha ido forjando su camino hacia una vida más sosegada, con menos sufrimiento y más esperanza. Después de varios meses asistiendo a las terapias de familia y pareja como co-terapeuta junto a Dolors, Maria Jesús, Marisa y Patrick, por fin ha empezado con un grupo únicamente dedicado a la atención y al apoyo de familiares y parejas de adictos.

Este pasado sábado a las 11h se juntó un grupo de personas en un entorno seguro y de confianza para hablar, reflexionar, analizar y compartir de forma tranquila algunas de las experiencias que viven a lo largo del proceso de recuperación del adicto. En este caso sólo están los familiares, son terapias para ellos, para que puedan empezar a entender cómo funciona la co-adicción, qué estrategias permiten identificarla y cómo ir modificando esas actitudes que tanto dolor provocan en la relación con el adicto y en el día a día de uno mismo.

La Fundación María Aranzadi se presenta, por tanto, con este servicio. En unos meses, cuando yo esté un poco más tranquila (¡tengo muchísimo trabajo en este momento!), pondremos en marcha la web. Las líneas de trabajo de la Fundación serán cuatro:

  • Apoyo a familiares y parejas de adictos.
  • Financiación de programas de investigación en adicción.
  • Ayudas económicas a organizaciones que trabajan con adictos de recursos muy limitados.
  • Divulgación sobre la adicción con el objetivo de eliminar el estigma.

Os iré informando de cada pasito que demos. ¡Gracias por estar siempre ahí!

Más información:

  • Los encuentros y actividades tendrán lugar dos sábados al mes a partir del 16 de enero del 2016 a las 11h.
  • Aquí el artículo del Instituto Hipócrates.
foto FMA
Fotografía de la sesión del sábado 16 de enero.
Anuncios