Decir que la enfermedad le da sentido a la vida es una afirmación muy fuerte, lo sé. De hecho podría entender que más de una persona dejara de leer indignada. Sin embargo, en mi caso, así ha sido.

Supongo que la mayoría habréis vivido la típica época de crisis existencial en la que cada vez que algo fallaba os preguntábais: ¿Qué es la vida? ¿De dónde venimos? ¿Qué sentido tiene todo esto? Preguntas que -por otro lado- ignorábamos cuando las cosas iban genial.

En mi caso, esta época fastidiosa en la que el atrezzo eran los granos y los suspensos, dejó paso a otra idéntica en cuanto al contenido de mis interrogantes, pero adornada de música trance, pastillas, alcohol y un largo etcétera que ya contaré en otro post. Lógicamente, aquella inquietud tan adolescente se convirtió en un auténtico tormento pues ni los estudios ni el posterior trabajo, conseguían aliviarla. Seguía sin encontrar el sentido a mi vida.

Yo quería hacer grandes cosas, ayudar a las personas, hacer de mi nombre una leyenda … ; ya sabéis, maravillosos e ingenuos sueños de una juventud que, por el consumo, nunca llegaba a superar. Sueños que se iban convirtiendo en pesadillas de las que no conseguía despertar.

Pensar en que todo aquel revoltijo de insatisfacción estaba provocado por la droga era algo que ni se me pasaba por la cabeza. Seguía pensando que la vida se me había quedado pequeña. Que, en realidad, no era para mi. Un verdadero fraude.

Cuando, por fin, desperté en la clínica y reconocí mi enfermedad, curarme se convirtió en una prioridad, la única. Y, casi sin darme cuenta, todo cobró un sentido impresionante, el sentido por el que había preguntado toda mi vida.

Con la enfermedad como escenario y la recuperación como guión me he ido conociendo y reconociendo. Y, a veces, me acuerdo de aquella frase que dice que somos actores de nuestra propia vida; pero a mi me da la impresión que, solo aquellos que creen perderla, se convierten en verdaderos protagonistas.

En cualquier caso, y aún viviendo sobresaltos de verdadero pánico, esta peli me encanta.

Anuncios